Catalonia voted on
1 October 2017

El voto del 1.oct2017

 ¿Qué?

Un referéndum legítimo y vinculante de independencia, con una pregunta de respuesta binaria: “¿Quiere que Cataluña sea un país independiente en forma de república?” Sí o no.

El referéndum es legal en virtud de la Ley del Referéndum de Autodeterminación que será aprobada por el Parlamento de Cataluña, que regula el voto a través de una comisión y de observadores internacionales. Esto después de cinco años y 18 intentos de acorar un referéndum con el parlamento español y el gobierno español.


 ¿Cuándo?

Domingo, 1 de octure de 2017.


 ¿Dónde?

En los lugares de votación habituales de toda Cataluña.


 ¿Cómo?

Si el “sí” gana el referéndum, el Parlamento de Cataluña declarará la independencia durante los dos días siguientes a la votación.

Si el “no” gana, el actual Parlamento se disolverá y el Presidente de Cataluña convocará elecciones anticipadas.


 ¿Quién?

El 80% de los catalanes ha declarado en repetidas ocasiones que quiere votar sobre el futuro político de Cataluña. Este alto porcentaje incluye a los partidarios de la independencia y a los que están en contra. El pueblo catalán también dio una mayoría a los partidos políticos independentistas en las últimas elecciones parlamentarias regionales. Por lo tanto, existe un claro mandato democrático para un voto por la independencia.

Podrán votar todos los ciudadanos a partir de los 18 años de edad con nacionalidad española que residan en Cataluña o que estén inscritos para votar des de el extranjero y que su última residencia en España haya sido en Cataluña.


 ¿Por qué?

Tras el fin de los 40 años de dictadura, en 1975, España se dividió en 17 regiones autónomas con poderes descentralizados. El Estatuto de Autonomía de Cataluña fue aprobado por el Parlamento y el Gobierno españoles, así como por una gran mayoría de catalanes en referéndum. En 2010 muchas de estas competencias delegadas fueron retiradas por el Tribunal Constitucional de España, a instancias del actual gobierno del PP, que se embarcó en una campaña de recentralización. Esto supuso una amenaza creciente a la cultura y la lengua catalanas. La propuesta catalana por una mayor responsabilidad fiscal, que se había concedido hacía tiempo a las regiones del País Vasco y Navarra, fue rechazada sin debate por el Gobierno español en 2012. El gasto del gobierno central en infraestructura en Cataluña sigue estando a la zaga respecto de otras regiones de España. Así, con el paso del tiempo muchos catalanes han llegado a la conclusión que los intereses de Cataluña pueden estar mejor protegidos a través de la independencia.

Más allá de esto, el referéndum de independencia hace honor al mandato dado a los partidos independentistas por el pueblo catalán en las últimas elecciones parlamentarias catalanas y al cumplimiento de la promesa de hacer todo lo posible para hacer la transición hacia la independencia frente a años de negativa por parte del gobierno del PP para ni siquiera discutir las preocupaciones de los catalanes.


Suscríbete a nuestra Newsletter


Redes sociales